#1: Cultura Voodoo (Vudú)

Vodoun viene de la lengua tradicional Ewe y significa espíritu, ídolo o deidad. El término se usa hoy indistintamente para definir dos conceptos diferentes, en primer lugar una de las religiones más antiguas del mundo, la de África Oriental, vinculada a la cosmología y los sistemas de creencias neolíticos, por lo que es de gran interés en el campo de la paleoantopologia.  Esta religión cree en una entidad sobrenatural primigenia a la que denomina Mawu, relacionada con la feminidad y la luna, a su vez ligada a Lisa deidad masculina relacionada con el sol.  Practicada especialmente Togo, Benín, Nigeria y Ghana, concretamente por etnias como Ewe, Kabye, Mina, y Fon.

Como decía, la palabra Vudú se usa también para denominar el sincretismo que surgió del tráfico de esclavos provenientes de esta zona, que, en el Caribe, mezclaron su religión con el cristianismo al que se vieron obligados a convertirse y las creencias de los taínos (habitantes originales del Caribe) aunque el resultado de dicha mezcla sea totalmente diferente a la religión original. 

En el Caribe, la influencia francófona cambió el nombre de Mawu por Bondye, termino que viene de Bon Dieu (buen Dios). Y entre los subtipos, el más practicado es el Haitiano, seguido de el dominicano, puertorriqueño, brasileño (candomblé), cubano (santeria) y el de Nueva Orleans. Fue precisamente en Haití, donde comenzó su mala fama, ya que el ejército de Napoleón describió su experiencia como «lucha contra un ejercito rebelde canibal con prácticas satánicas». Una idea que luego ha sido infinita entre alimentada y deformada por las películas y novelas.

Por lo que, comúnmente está asociado a la brujería, los sacrificios de animales y veces humanos, lenguas extrañas y ritos malignos…un tópico típico. Y lo malo de los tópicos no es que no sean ciertos, sino que son incompletos.  Es cierto que existen sacerdotes del Vudú que se dedican a utilizar a los espíritus para hacer el mal, se les denomina Bokor (brujo). 

Sin embargo, la magia negra no tendría ni tal nombre para un africano, ya que obviamente no connota lo maligno al color negro, se llamaría  en todo caso magia roja y son pocas las ocasiones en que se ocupan de ella.

Aquellos que lo practican usan los rituales para curar enfermedades y hacer el bien. En ellos nos ponemos en contacto con las deidades a través de los 12 Loas, -7 Orishas en santeria-, y con éstos a través de los sacerdotes (Houngan) o sacerdotisas (Mambo). 

Y los Orishas son ayudantes del dios Mawu y representa a su vez distintas partes del cuerpo humano, vibrando con energía diferente. Cada uno tiene preferencia por un objeto (fetiche) recibiendo su fuerza y protección.

El fetiche más conocido es el muñeco, sobre el cual se colocan agujas para sujetar distintos objetos que le den fortuna y no, como espadas clavadas para causar dolor, como nos han inculcado a través de las películas. Es muy posible que al viajero le regalen un gri-gri, como se pronuncia, para protegerlo de la mala suerte, pues forma parte de las tradiciones, y para que haga efecto no se debe comprar. Se trata de una pequeña bolsita hecha de tela o de piel que uno debe llevar consigo, en la que hay una mezcla de hierbas, aceites, piedras, hueso, cabello, uñas y otros elementos personales, reunidos con la bendición de un dios. 

La mayoría de los togoleses y beninianos creen que la cultura y en concreto el Vudú es lo mejor de su país. El motivo por el cual deberías venir a visitarles. De hecho es durante el festival de Enero que se produce un fuerte pico de turismo en la zona. Pero durante mi visita en diciembre tuve la suerte de asistir a una ceremonia sin coincidir con el turístico festival ni pagar la típica tarifa de 100€ por grupo. Lo cierto es que en Togo, Benín y Nigeria, el vudú forma parte del día a día, y en cualquier momento, en cualquier lugar, puede estar ocurriendo una ceremonia.  Como siempre, basta hacerse un amigo local  que nos ayude a comportarnos de manera adecuada, el cual nos explicará entre otras cosas que es importante contar con un puñado de monedas para poder participar apremiando a los orishas para sean benévolos contigo. 👉🏿 (contrata un amigo-guía profesional en www.afriendinthecity.com).

La ceremonia dura unas tres horas y se realiza durante la puesta de sol, un grupo de músicos anima, mientras los espectadores toman alcohol y juegan a correr delante de los orishas o sacerdotes, igual que un español frente a los toros en San Fermines, el dios encarnado les persigue con una rama azotándolos… 

En Ouidah (Benín) puedes visitar el templo de las serpientes pitón, donde te explican algunos detalles de otras prácticas relacionadas con esta religión, como por ejemplo los sacrificios de animales.  Y en Porto Novo puedes visitar el museo etnológico de forma gratuita para ver algunas de las máscaras, que ilustran historias con las cuales se pretende educar a la sociedad.

1 Comment

Victoria septiembre 23, 2019 at 13:59

¡No sabes cuánto te agradezco esta información! Por fin un artículo que resume los puntos importantes del Voodoo y borra prejuicios… es un tema tan tabú que es difícil no hacerse una idea errónea sobre ello. Gracias Silvia, siempre con la mejor información!!!
Un abrazo

Leave a Comment