Al final de este artículo te comparto mi lista de Spotify!

#Consejos prácticos para tu viaje

Abre tu mente, abre tus ojos y todos tus sentidos. Estás a punto de entrar en un mundo diferente. Nuestro mayor error es querer vivir como en casa cuando estamos fuera, viajar es adaptarse.

Lo bueno de Tanzania es que te envuelve nada más llegar, con un «jambo! poa!» , el buen rollo y la música harán que te olvides de las informalidades.

EMIRATES tiene vuelos directos desde Madrid y Barcelona, haciendo escala en Dubai.

Uno de mis trucos para ver lugares nuevos de forma económica es aprovechar las escalas, es decir si la ruta aérea nos obliga a pasar por un sitio porque no aprovechar para conocerlo? Siempre que no hay directo, compro los vuelos por separado y dejó unos días entre uno y otro, de esa forma es como si me «regalaran» unos días en un segundo destino por la compra de un billete a donde quería ir.

  • No se requiere ninguna vacuna.

  • Visado on arrival 50 usd Requieren visado que se puede tramitar en el aeropuerto de entrada, 46€

  • Presupuesto  al día = 40€ (103 TZS según el cambio 2/2020)

  • En el aeropuerto ofrecen tarjetas Sim para el teléfono, luego puede ser complicado obtenerlas ya que ahora exigen la huella digital.

  • Taxi aeropuerto – Playa Eco Shelter 20€

  • Barco Zanzibar- Bagamoyo. 40€ – 103  TZS

  • Habitación doble privada con baño = 25€

  • Comida en restaurante: 2-10€

  • vuelo Arusha- Zanzibar 100€

  • Mejor época para viajar: De Mayo a Octubre, estación seca.

  • Posibilidad de submarinismo de calidad y todo tipo de deportes

 

Cuándo ir: Fechas importantes 

Enero

Festival Wanyambo

26 Abril

Unificación de Tanganica y Zanzíbar

Mayo

Festival Kigitonyama

Agosto

Festival Swahili

Julio – Agosto

Festival Mwaka Kogwa

Junio

Maratón Kilimanjaro

1 Junio

Día de niño

Agosto

Eid al Fitr fin del Ramadán

# Los muy-especiales de Silvia Romero

QUÉ

PORQUÉ

PARA QUÉ

Hínchate a fruta

Sabrás más sobre este punto en el artículo de nutrición. Pero lo cierto es que es una de las mejores partes de viajar a zonas tropicales. 

Tu cuerpo es el único vestido, la única casa, que nunca podrás cambiar a lo largo de tu vida. Cuídalo. Regálale cosas buenas para su funcionamiento.

Vístete de colores 

Allá donde fueres haz lo que vieres, a los de esta zona no les gustan nuestros colores, grises marrones, negros y apagados. Verde, rojo, amarillo y azul es lo que se lleva por aquí.

haz así la maleta, y luces más auténtico en las fotos.

Pareos, bañador, chanclas, y un calzado para excursiones, se necesita poco!

Descárgate en el móvil música local 

La banda sonora de las películas es una parte muy importante, así mismo con la música que acompaña a nuestros viajes.

Amplia tu cultura musical, descubre nuevos artistas, tienes algunas ideas en el pie de artículo.

(más Info en el pie del artículo)

No regales dinero, ni pagues «señales» por adelantado sin recibo

No le hacemos ninguna favor y menos a un niño dándole dinero a cambio de nada. Dejará de ir a la escuela para pedir. 

Debemos acabar con la imagen de blanco salvador y tratar con verdadera igualdad. Quieres ser generoso con los demás habitantes del planeta? Estupendo! Dáles tu tiempo, no dinero.

Compra artesanía 

cuando conoces al artista personalmente y no le regatees

Favoreces la economía local y del pequeño negocio

Favoreces el empleo

Te aseguras de la no-explotación, y la buena procedencia del souvenir

Mantienes vivos los pequeños oficios

+ sobre música 

Tanzania fue influenciada en gran medida después de la década de 1960 por el contacto con la música de otros países africanos y de la latina, cuando soldados de Tanzania trajeron con ellos la música de otras culturas, así como la música cubana y europea, al volver de la Segunda Guerra Mundial. Estas influencias musicales se fusionaron y envolvieron a los habitantes de ese país. La música de Tanzania, se extiende desde la música tradicional africana como el taarab a un hip hop distintivo conocido como bongo flava, por lo que se han visto muchos cambios en los últimos años.

En estos días, el rap y el reggae dominan a la audiencia de jóvenes oyentes.

Aquí incluyo algunos de mis músicos favoritos de la zona que nos ocupa, de fama internacional. 

  • X Plastaz : grupo musical de hip hop  tanzano con sede en Arusha y fundado en 1996. Su estilo combina elementos del hip hop internacional y la música tradicional maasai, representada por el cantante maasai Merege. Mientras Merege canta en maa (idioma maasai), los otros miembros del grupo rapean en swahili y haya. Comenzaron a cantar hip hop en 1995, mientras se ganaban la vida en un salón de peluquería.  En 1996 fueron notados por un productor discográfico , quien les hizo grabar algún sencillo. Su primer éxito fue Bamiza (1998), que fue una de las canciones más escuchadas por las radios de Tanzania durante varias semanas. Otro golpe pronto siguió, Wachaga piga chata.

 

 

 

  • John Kitime es guitarrista y vocalista de Dar es Salaam, Tanzania. Es miembro de una banda llamada Kilimanjaro Band y es conocido por tocar la guitarra eléctrica. También es parte de un grupo dúo llamado Wahenga.

Bucean en los sonidos de “los viejos tiempos” cada domingo. Durante tres horas dirige un programa donde promueve la conservación del estilo retro desde la sede de la emisora EFM en Dar es Salaam.

Son los recuerdos del panorama musical tanzano de los años 60 a los 80. La música de la época era pegadiza y además se usó como herramienta para construir la unidad nacional y la solidaridad panafricana después de años de colonialismo. Es el sonido de unas generaciones que se creían invencibles.

La Tanzania libre bailaba al ritmo de un género conocido como Zilipendwa, y que puede traducirse como “los que fueron amados”. Este swahiili jazz o rumba tanzana parece desaparecido en la actualidad, pero Kitime intenta desmontar este pesimismo a diario.

  • Siti binti Saad nació en  Zanzíbar en 1880. Se le dio el nombre de ‘Mtumwa’ (esclava) porque nació durante el período de esclavitud árabe.Su padre era Saadi , y su madre era de la tribu Zigua ; Ambos nacieron en Zanzíbar en familias muy pobres y se dedicaron a actividades agrícolas y fabricación de cerámica que la propia Siti aprendió y dominó bien.

Como dicen los swahili «nacer pobre no es morir pobre». Sita fue bendecida con el don especial de cantar. En sus primeros años, solía cantar para vender la cerámica de su madre: su voz para cantar podía viajar una distancia de muchas millas, lo que indica que la cerámica de Mtumwa se vendía ese día. Se decía que Siti tenía los pulmones con gran fuerza como los de un león.

Como en ese momento la educación para las niñas no se tomaba en serio, Siti no podía ir a la escuela ni asistir a estudios corales.

Entonces decidió mudarse a la ciudad para mejorar su vida. Tuvo la fortuna de conocer allí a un miembro del grupo taarab Nadi Ikhwani Safa llamado Ali Muhsin. En ese momento, Nadi Ikhwani Safa era el único grupo taarab fundado por el sultán Bin Said de Zanzibar, que amaba la comodidad y el lujo.

Era un grupo exclusivamente masculino ya que se consideraba indecente que las mujeres se unieran a grupos musicales.

Lord Muhsin se ofreció para enseñarle a Siti a cantar, acompañando instrumentos musicales y árabe. Luego le presentó a los otros miembros de Nadi Ikhwani Safa que sin dudarlo comenzaron a organizar varias presentaciones para ella en la comunidad.

Recibieron muchas invitaciones, especialmente del Sultán y otros árabes ricos, y para actuar en varias bodas y otras celebraciones.

Con el paso del tiempo, la fama de Siti creció. En 1928, Columbia Records la invitaron a ella y al grupo a grabar, en swahili, en su estudio en Mumbai. La compañía no podía creer pero logró vender 900 grabaciones durante los primeros dos años, pero hasta 19,000 se vendieron en 1931. Debido a la difusión de este álbum, la popularidad de Siti atrajo a personas de todo el mundo a Zanzibar Las cosas mejoraron aún más para Siti una vez que Columbia Records decidió construir un estudio de grabación de música en Zanzíbar.

Siti continuó sus actividades musicales hasta la vejez. Poco antes de su muerte, conoció al famoso escritor y poeta Shaaban Robert, quien la entrevistó para escribir su biografía en un libro que llamó Wasifu era Siti binti Saad . Se cree que esta biografía se encuentra entre la mejor literatura de Tanzania y se enseña en la escuela secundaria en Tanzania.

El 8 de julio de 1950, Siti binti Saad murió. Siti binti Saad se levantó de las clases oprimidas para hacer de la música taarabu su vehículo, pidiendo justicia social en lo que ahora es Tanzania. Ella protestó contra la opresión de clase y el abuso de las mujeres; su canción «La policía se detuvo» criticó duramente a un juez que dejó en libertad a un rico asesino de esposas. Parecía sin miedo incluso del sultán.

Incluso después de su muerte, su nombre todavía se usa ampliamente como modelo para la valentía. La Asociación de Mujeres Periodistas de Tanzania (TAMWA) nombró a su periódico del partido Voice of the Siti . Hasta el día de hoy, Siti se usa como una medida de enseñanza de taarab.

  • Remmy ongala: Cantante, compositor y director de orquesta cuyas letras hablaron por los pobres urbanos del este de África. Se convirtió en un héroe nacional a través de su música ubongo (la palabra swahili para cerebro), en la que mezcló estilos de baile congoleños con influencias locales y alma, y ​​a menudo letras abiertas en swahili e inglés que defendían a los pobres urbanos. Conocido por sus seguidores como Dr. Remmy, se hizo tan popular que un área de su distrito natal de Sinza, en Tanzania , recibió su nombre.

Ongala nació en Kindu, en la República Democrática del Congo, donde las dificultades de su vida temprana tuvieron un profundo efecto en su composición posterior. Sus dos padres habían muerto cuando él tenía nueve años. Su padre, un cantante y exponente de la sanza (un tradicional piano de pulgar) le presentó la música, y después de abandonar la escuela se unió a su primera banda, Bantu Success, a los 17 años.

Era baterista y cantante, pero luego cambió a la guitarra, actuando con Success Mwachame, Mickey Jazz y luego Grand Mika Jazz, con quien viajó a Uganda. En 1978, su tío Kitenzogu «Mzee» Makassy lo invitó a Dar es Salaam, Tanzania, para unirse a su banda Orchestra Makassy, ​​cuya rumba de influencia tanzana se hizo popular en Africa oriental.

Ongala se convirtió en una celebridad tocando la guitarra con la Orquesta Makassy. Después de trabajar con ellos durante tres años, se unió a Orchester Super Matimila, que lleva el nombre de un empresario que era dueño de la banda y compró sus instrumentos. La medida resultó ser un gran éxito. La carismática presencia de Ongala en el escenario dominó el grupo, mientras que otros miembros de la banda tocaron guitarras, saxofón y percusión y brindaron un fuerte respaldo a las canciones lúgubres, reflexivas y a menudo controvertidas de Ongala, que trataban temas como la pobreza y el SIDA. Varias de sus canciones criticaban a la élite del país, y el gobierno consideró expulsarlo por motivos de inmigración, pero cambió su pensamiento a medida que Ongala se hizo cada vez más exitoso. Se le otorgó la ciudadanía tanzana en su lugar.

A fines de la década de 1980, Ongala afirmó:

«Tengo éxito en Tanzania porque escribo sobre temas serios: la letra es la parte más importante, todas mis canciones tienen significado. Incluso si mi vida ahora no es mala, seguiré defendiéndome los débiles. Una vez viví en problemas, la comida era un problema y recogí el pan que otros habían tirado. Todas las canciones son el resultado de las dificultades que tuve en el pasado: hablo por mis hermanos «.

Los músicos de África Oriental rara vez han tenido tanto éxito en Gran Bretaña como los artistas de África occidental o meridional, pero Ongala se hizo conocido en el Reino Unido gracias al sello discográfico Real World de Peter Gabriel y al festival Womad, que visitaba regularmente. En mayo de 1989, él y Orchester Super Matimila viajaron al Reino Unido para hacer sus primeras grabaciones fuera de África, para el Mundo Real. 

Dos años después, Ongala y su banda grabaron un segundo álbum para Real World, Mambo, que incluía canciones en inglés, incluido One World, y el amargo No Money, No Life. Ongala viajó por el Reino Unido en los años ochenta y noventa. Gabriel dijo: «Hubo una musicalidad encantadora y sin esfuerzo sobre todo lo que hizo, y una vez que él y su banda estuvieran entusiasmados, podrían llevarte a su propio mundo único y fascinante».

  • Hukwe Zawose: educador, constructor de instrumentos, conservacionista cultural y, lo más importante, presentó la música de su pueblo (el Wagogo, de la árida región Dodoma de Tanzania central) a una audiencia internacional.

Zawose creció en una granja en Doduma, enseñándose a cantar y tocar la música de su pueblo, el Wagogo, mientras pastoreaba las vacas de la familia. Se ganó tal reputación que el primer presidente de Tanzania, Julius Nyrere, lo invitó a venir a Dar es Salaam, la capital del país. Zawose luego viajó al extranjero, apareciendo en Inglaterra a mediados de los años ochenta con los Músicos Maestros de Tanzania. El editor de fRoots, Ian Anderson, recordó: «Parece tener al menos tres voces de diferentes partes de su garganta, deslizándose de una a otra con una facilidad impresionante». Mientras estaban en el Reino Unido, los Master Musicians grabaron varias sesiones de estudio, lanzadas en Triple Earth como Tanzania Yetu (1985) y Mateso (1987).

Zawose regresó de sus giras y estableció el Bagamoyo College of Arts http://

Alójate en el Firefly de Bagamoyo:  https://silviaromeroexplorer.com/tanzania-masai/

en la costa del Océano Índico. Aquí, la música y el baile de los 122 grupos étnicos de Tanzania no solo se mantienen vivos sino que se fortalecen. Al regresar al Reino Unido, realizó una gira con su banda Chibite y dio talleres organizados por la Fundación WOMAD.

En 1996, Zawose grabó un álbum para Real World en sus idílicos estudios en Box, Wiltshire. También tocó violines y flauta en el álbum. En el escenario, estas canciones mágicas y sugerentes recibieron un nuevo impulso por la imponente presencia de Zawose y sus brillantes tocados de plumas tradicionales.

En su lanzamiento de 2002, Assembly , Zawose colaboró ​​con el atmosférico guitarrista / productor canadiense Michael Brook y el coproductor Richard Evans para una grabación que combina la poesía y la gracia de las melodías de Wagogo de Tanzania con el funk de ciencia ficción, el sonido cambiante de forma de un banda roadhouse mejorada digitalmente. Brillantes melodías de piano de pulgar y las muchas voces de Hukwe —algunas agudas y agudas, otras de profundidad sísmica y resonancia— se tejen dentro de densos laminados rítmicos de ritmos estremecedores y surcos insistentes, y dorados con el tono característico de la propia invención de Brook , la guitarra infinita. La revista Billboard lo llamó «una fusión apasionante».

Hukwe Zawose murió en 2003. Era un músico de gran importancia, tanto como un tesoro nacional como un personaje mágico de proporciones casi míticas entre su propia gente y sus admiradores de todo el mundo.

A lo largo de mi experiencia viajera, me he reafirmado una y otra vez en cómo la previa información al viaje puede cambiar éste por completo. Cuando insisto en que tenemos que aprender a viajar, es sobretodo por este tipo de información, que nada tiene que ver con trazar un planning exacto de cosas a ver o hacer, bien apretado, para aprovechar el tiempo.

Banda sonora

 Pero lo que sin duda mejora la experiencia, es escuchar su música, leer su literatura, aprender sobre sus creencias… Dará lugar a largas conversaciones con locales, que desembocan en un profundo aprendizaje.

https://open.spotify.com/playlist/3B9VkxWI7m3eeLHRfq9m39?si=FhE97IqpTkalnROnsCcKEA&pt=9d7abaf584f6c45ac965c03ec1e18d22

Qué hacer en Tanzania